• MORENO artist

Paint it Black... FILM NOIR


El Delfín muerto | Moreno 2018

Para quien no esté familiarizado con el Film Noir, es un género cinematográfico típico de las historias de crimen de los años 30, 40 y 50 principalmente, nacido en el cine blanco y negro. Su estética era de alto contraste y un predominio de sombras, de ahí el Noir o Negro en francés donde surgió el nombre, por lo mismo se conoce como Género Negro en español. Los personajes de sus historias son malos o corruptos, los buenos terminan siendo víctimas o sólo son buenos entre comillas.

The Big Combo | 1955

Hablemos del contexto, la época de los 30s a los 50s del siglo XX, fueron marcados por la gran depresión económica del 29, ocasionando severos problemas económicos que derivaron en problemas sociales, como es natural.

Las ciudades en países como USA, se poblaron a gran velocidad lo que generó una rápida degradación en la sociedad. Sumado a esto se vivieron dos guerras mundiales y toda la infinidad de problemas que esto conlleva. En las grandes urbanizaciones de USA la industrialización atrajo una migración de las áreas rurales y de extranjeros que llegaron huyendo de la guerra que se desarrolla al otro lado del Atlántico. Estas situaciones, entre otras, originaron asociaciones delictivas que corrompieron algunas instituciones como las policiacas. Este es el contexto de cine Noir, la época del Batman original, vaya.


La estética siempre está ligada a la psicología y en el caso del Film Noir es una oscuridad recurrente, que refleja el estado sombrío de sus personajes. Personajes que se manejan en el borde de lo legal o lo correcto, incluso los que en teoría son buenos. En una clásica historia Noir hay una serie de personajes constantes, como el típico detective venido a menos, que lleva una carga de problemas personales y psicológicos, quien necesariamente vive atrapado en algún vicio y mantiene contactos con el bajo mundo entre el hampa y policías, que en estas historias generalmente son corruptos. Prácticamente todos los personajes en una historia de este tipo son malos, algunos son ambiguos; cambian de bando sobre la marcha y en ocasiones tienen un arrebato de bondad inesperado, y los buenos, quienes terminan muertos, estafados o con el corazón hecho pedazos.


Veronica Lake | MGM 1952

Femme Fatal y la prostituta bondadosa


La mujer en el Film Noir es junto al detective la piedra angular en la mayoría de las historias, entre ellos crece una relación de dominación perversa y trágica. Existen dos tipos de personajes femeninos principales muy recurrentes en estas historias, personajes que deliberadamente cambian el rumbo de los hechos o influyen en su desenlace: la Femme Fatal y la Prostituta.

La figura de la prostituta es a veces mala y a veces buena, generalmente un regazo fiel para el personaje principal, es dura porque vive en un mundo difícil, pero logra conservar algo bondadoso en su interior.

La Femme Fatale, otro término francés, la Mujer Fatal, es indispensable en una historia del género negro. Es el contenido sensual de la historia, es el deseo personificado. Aunque haya otros personajes erotizados, Ella acumula toda la carga sexual de la trama, ya sea implícita o explícita como Sharon Stone en Bajos instintos. Usa su atractivo para manipular y el sexo para controlar.

El personaje principal, que regularmente es un hombre, estará frustrado hasta consumar una relación de dominador-dominado, sexo incluido, con la mujer fatal. Creyéndose dominador, poco a poca caerá en el juego de la Femme, pero cuando lo descubra ya habrá perdido todo.


Las personas manipuladas por la Femme, quien se sabe irresistible, casi siempre son hombres que realizarán actos peligrosos por complacerla; robarán, estafarán o asesinarán por ella. La femme fatal es sexo y es muerte y sus manipulados son poco más que una herramienta de venganza. La Femme fatal no nace, se hace, su origen es un hecho traumático que le endureció el corazón, como un abuso en la infancia, una estafa que arruinó a su familia; incluso un engaño amoroso o la combinación de las anteriores. Si fue afectada de muy joven, cuando crezca y si es atractiva aprenderá a manipular con su encanto y vengarse de los que le hicieron daño.


Ava Gardner | The Killers | 1946

Cuando hablamos de mujeres en el cine negro, mi mente inevitablemente dibuja la figura de Ava Gardner, sentada sobre una mesa, iluminada por una lámpara metálica que cuelga del techo. Un vestido ceñido y negro, por supuesto, su rostro perfecto como de porcelana, con una leve hendidura en el mentón. Es The Killers, una película basada en el cuento homónimo de Ernest Hemingway.


La estética de esta película tuvo tanto impacto en mí que fue la semilla de mi cortometraje animado El Delfín Muerto, estrenado en Buenos Aires en 2019. Recuerdo sentarme a escribir la historia de mi corto acompañado de un trago y escuchando "Paint It Black" de los Rolling Stones. Pasaron diez años para concretar ese proyecto, después de ver la película.


Podemos hablar de actrices y películas mucho más nuevas como Kim Basinger en L.A. Confidential, para quienes fuimos adolescentes en los 90s no hace falta decir nada de Kim Basinger o de Sharon Stone, quien en Bajos Instintos es la esencia y el límite de la mujer fatal, una mantis religiosa que cuando el personaje principal se enrede con ella perderá la cabeza irremediablemente. La escena del interrogatorio donde cruza las piernas con el vestido blanco y corto, dejando expuesta su vagina quedó grabada para siempre en la cultura popular. Pero de eso hablaré en otra entrada.



El detective, no siempre lo es


The Big Sleep, Humphrey Bogart and Lauren Bacall. Warner | 1946

El detective un personaje casi infaltable. El gran investigador, astuto, inteligente, vicioso,

cercano a los círculos más bajos. En la mayoría de las historias tiene deudas con personajes sombríos de la sociedad, huye de un pasado tormentoso, muchas veces fue un héroe de guerra, en la primera guerra mundial por ejemplo, o un ex-policía. No siempre es un investigador de profesión, a veces puede ser un profesor o un médico intentando resolver algo por su cuenta. Como en De repente en el verano, gran película inspirada en una historia de Tennessee Williams donde incluso él mismo metió mano en el guion. El Plot es atrapante, una viuda millonaria de Nueva Orleans, secretamente enamorada de su hijo, quien ha muerto el verano pasado en Europa en condiciones enrarecidas, persuade al director de un hospital en bancarrota para que su mejor médico realice una lobotomía en su sobrina, quien estaba en compañía de su hijo cuando murió. Aparte la mujer siente celos hacia su sobrina. El médico, quien es brillante, toma el papel del detective, porque al verla se enamora de la sobrina de la millonaria y, cómo no hacerlo, si es una joven Elizabeth Taylor, tal vez los ojos mas hermosos en la pantalla, imperdible la secuencia de Liz Taylor en un traje de baño blanco. Tengo entendido que la historia la escribió Tennessee Williams luego de que a su hermana le practicaran una lobotomía, autorizada por sus padres, por lo que ella quedó discapacitada mentalmente para siempre.


El narrador y la ciudad


Se pueden considerar personajes en sí mismos. El narrador generalmente es la voz introspectiva del personaje principal y suele ser un diálogo con el espectador y no una descripción de los hechos. Es una voz calmada, cínica, sarcástica y burlona. Una voz desesperanzada que se burla de sí mismo y se resigna a la maldad humana. No se queja de su mala fortuna ni de la oscuridad del mundo, simplemente lo habita y lo entiende.


En relación a la ciudad como un personaje más, muchas producciones del cine negro suelen llevar el nombre de la ciudad para situarnos en medio de una gran aglomeración humana. Lugares en que la separación de clases se ha establecido y hay personas en situaciones complicadas que son empujadas a realizar actos ilícitos por desesperación y otros por gusto. También hay acumulación de poder en la clase política y empresarial que puede estar por encima de la ley. Además vemos instituciones que se fueron desmoronando en muchas formas de corrupción. Luego están las zonas oscuras como los callejones, los barriales, los túneles o las alcantarillas y las azoteas en las ciudades de grandes edificios como las del norte de USA. Si recordamos alguna película basada en un comic clásico The Spirit (con un papel secundario de Scarlett Johansson, quien gusta de aparecer en estos filmes y que le quedan bien) donde el personaje principal se refiere a La Ciudad como un ser al que cuida.


Hay una lista interminable de títulos en este género. Un ejemplo imborrable es el narrador en Sunset Boulevard, esta joya de película empieza con la narración del personaje principal, quien flota ahogado boca abajo en la piscina de una mansión californiana. Así es como el cine se gana el nombre de séptimo arte. El sujeto es un guionista de cine venido a menos (para que sea una verdadera obra del género) y narra los hechos hasta el momento de su muerte. Él huye de la mafia con quien tiene deudas, estamos en una época en que los guionistas y la mayoría de las personas involucradas en el cine eran empleados de una industria con todas sus letras, con sueldos y jornadas laborales fijas, trabajando en grandes estudios parecidos a bodegas de fábricas como Warner o MGM. El personaje huye del hampa y logra esconderse en una mansión californiana, la típica mansión de arquitectura Spanish Revival. El lugar, que algún día fue exuberante, está habitado por una ex estrella del cine mudo caída en el olvido cuando llegó el cine sonoro, y su mayordomo. Ambos celebran solemnemente el funeral de un chimpancé. La otrora estrella de cine vive en un mundo de fantasía en el cual sigue siendo la gran diva del cine. El guionista siente que ha encontrado una mina de oro, para estafar a la anciana millonaria a pesar de su mayordomo desconfiado. Pero las cosas nunca son lo que parecen en el género negro. Un clásico, lo he dicho antes; una joya.


En este año vi Fedora una especie de continuación de este clásico, película poco famosa del mismo director, es a color y ambientada en Grecia. Aunque el plot es interesante no llega a igualar la genialidad de Sunset Boulevard. Un guionista envejecido busca recobrar el éxito con una gran estrella llamada Fedora que desapareció del mundo del cine. La actriz vive en Grecia en la villa de una condesa, a la cual sólo se puede acceder en bote. La villa la habitan la Condesa, el ama de llaves, Fedora, y un sujeto que hace de chofer, mayordomo, guardaespaldas y otras funciones. Además siempre está presente un médico barbado que usa un arete y es ampliamente criticado por sus procesos experimentales. Este grupo, al parecer, mantiene a Fedora aislada y drogada. Nuevamente vemos el recurso de la muerte anunciada, porque al inicio del film vemos Fedora arrojándose frente al tren que arriba a una terminal rural.



Casablanca | Ingrid Bergman & Humphrey Bogart

Otro clásico es el Halcón Maltés, que sólo vi una vez y para ser honesto no recuerdo a cabalidad la historia, pero a grandes rasgos trata de una figurilla robada, que es el Halcón Maltés. La película es protagonizada por Humphrey Bogart, el famoso protagonista de Casablanca: voz nasal, traje blanco y cigarrillo en mano.

Casablanca también podría ser encasillada en el género de Noir, aunque dudo que así se le considere. Con la segunda guerra como telón, tiene lugar en Casablanca (Marruecos), una historia de amor con Ingrid Bergman, hasta donde el amor se permite en el género Noir, es decir, trágico, tristón, imposible, malo. Rick (Bogart) es dueño del Café de Rick, lugar donde convergen todo tipo de personajes de lo más bajo, entre oficiales corruptos franceses, nazis, ladrones y demás. Hay tráfico de pasaportes y papeles falsos de personas que buscan huir de la guerra en un Marruecos semineutral, por decirlo de alguna manera. Hablar de Casablanca es hablar de un clásico, de un generador de imágenes y frases de la cultura popular como "siempre nos quedará París" En esa Casablanca aparece Ilsa un ex-amor de Rick, misma que lo abandonó y le rompió el corazón en París, necesita ayuda y es acompañada por su esposo un líder de la resistencia checa contra los nazis. Nos queda la imagen de la bruma y un avión bimotor, de esos de fierro y remaches, que ya debe partir, y Rick convenciendo a Ilsa de subir al avión con su esposo herido y partir a Lisboa diciéndole que si se quedaba con él (Rick), se arrepentiría "tal vez no hoy tal vez no mañana, pero para el resto de tus días" y "Siempre nos quedará París". Como una nota y no de poca importancia, el guion se fue escribiendo sobre la marcha, prácticamente se escribía un día y se filmaba al otro, incluso el final fue inesperado para los personajes. Una historia más bien romanticona pero el entorno me hace pensar que es Noir, incluso la ciudad se vuelve un personaje tanto así que titula el filme.


No sé si deba ser incluida aquí pero la versión original de Cabo de Miedo (Cape Fear), con Gregory Peck mantiene la esencia del cine negro. Un abogado cuyo cliente fue enviado a prisión por años y una vez fuera busca al abogado, quien lleva una vida de ensueño. Una esposa atractiva, una hija y una gran casa, además de una carrera en ascenso. El expresidiario atormenta psicológicamente al personaje manteniéndose cerca de su familia, sin violar ley alguna. En el remake de los 90 Robert de Niro es el exconvicto y el abogado es Nick Nolte, su hija es Juliette Lewis. Aunque es una historia más Hitchcockiana por el terror psicológico, la versión original la pongo en el lado Noir por su estética sombría.


El género ha estado vigente en mayor o menor medida desde su aparición, o digamos categorización, hasta el presente.

Se han realizado obras de este tipo en todos los países donde ha habido o hubo una industria fílmica, como en México en la denominada época de oro del cine mexicano, o en Francia, Alemania, Inglaterra, Italia y Japón.

Hace poco vi Eve, una película de Joseph Losey, la historia que se desarrolla en Venecia, tiene imágenes atrapantes como un cortejo fúnebre en los canales, con góndolas negras adornadas con flores y una calavera cruzada por huesos, escoltadas por más góndolas con personas llorando y una banda musical. Además hay una secuencia de pasadizos y callejones de ladrillo, seguramente en Treviso, la parte de tierra firme de Venecia. Un escritor es el personaje principal, vive en una villa a la cual sólo se puede llegar en bote. Está por casarse con su novia, una mujer de una familia acomodada de Roma (según recuerdo). Una noche lluviosa Eva llega en un bote junto con un hombre y se refugian en la villa del escritor. Cuando el escritor regresa a casa y los encuentra se siente atraído por ella, a quien había visto en un casino. Eva se deshace de su amante y se queda con el escritor, así empieza una relación destructiva cargada de erotismo, aunque sólo vemos un pezón de Jeanne Moreau en todo el film.


Hablando de Jeanne Moreau tenemos Ascensor al Cadalso, película francesa de 1957, de Louise Malle, ambientado en París. Un hombre de negocios, alguna vez soldado, asesina a su jefe en complicidad con su amante, la esposa del jefe. El sujeto por un error absurdo queda atrapado en el ascensor del edificio, la empleada de una tienda de enfrente y su novio, un malechor de poca monta roban el auto del hombre de negocios y cometen otro crimen en un motel de carretera. La policía busca al hombre de negocios pero para juzgarlo por este crimen y no por el que en verdad cometió, lo que desata una serie de enredos y confusiones. Buena historia y película.


El jazz es la música simbiótica del film noir. Eso me recuerda a El hombre del brazo de oro, con Frank Sinatra en el personaje principal y una irresistible Kim Novak, rubia de pelo corto. Sinatra vive con una mujer en silla de ruedas quien lo culpa por esta situación, al provocar un accidente automovilístico. Sinatra es un talentoso baterista que no logra consolidarse ya que sus adicciones se lo impiden, además vive endeudado con la mafia. Kim Novak es la amiga super sexy de Frank, que trabaja como hostess en una centro nocturno. La figura de Kim Novak llevan a pensar en que es la Femme Fatal pero la historia dará un giro.

Rita Hayworth, Frank Sinatra & Kim Novak | Pal Joey promo

En un ARTicle próximo voy a abordar algunas películas contemporáneas del género consideradas Neo Noir que van desde la animación al Punk o Ciber punk como Blade Runner. Mi cortometraje El Delfín Muerto entra en el género Neo Noir. Si te interesa, da clic en el enlace y por sólo 99 centavos USD puedes verlo las veces que quieras por dos días y estarás apoyando a este artista todo terreno a seguir creando con todo lo que está a su alcance. Tengo otro proyecto en el tintero en este estilo, ambientando en la República Checa ocupada por los nazis. Ese proyecto es una adaptación de una historia corta que escribí y publiqué en Amazon (El relojero de Praga y otras demencias breves).

Espero que te haya gustado este primer ARTicle. Manténte en contacto suscribiéndote a mi mail list del sitio, te informaré de nuevas publicaciones de mi obra plástica, visual y de nuevos ARTicles.